Textos de la colección “Verdaderamente…todo es mentira”

Publicado: 9 julio, 2009 en Sin categoría

¿Verdaderamente…no existen suficientes
recursos alimenticios para abastecer a la población mundial?

Cada 3,6
segundos un niño muere de hambre y nadie mueve un dedo para evitarlo; y ello en
un mundo que produce más del doble del alimento necesario para alimentar al
100% de la población del planeta, según OMS.

¿Verdaderamente…la situación económica y
social mundial deriva de la naturaleza
de las cosas y no ha sido una creación artificial y voluntaria de
aquellos que se benefician de la misma?

Nos intentan
convencer de que no se puede hacer nada para cambiar la situación,  con lo que lo más adecuado y razonable es
sentarse ante la televisión, ganar dinero, consumir y no cuestionarse nada.

¿Verdaderamente…que utilidad tienen
vuestros votos y vuestra democracia?

Imaginad una
sociedad en que todo este privatizado, en la que toda la riqueza se concentra
en unas pocas manos, los medios de comunicación son manejados por unos pocos,
sanidad en manos privadas y los gastos sociales los determina el mercado…
¿qué pintamos aquí?

 

¿Verdaderamente…tendrán oportunidad de
desarrollarse los países del Tercer Mundo?

Observamos como
se exige a los países más necesitados el pago de la deuda criminal que les
impide salir de la pobreza, contraída por los dictadores de turno que los pocos
acreedores colocaron en el poder. Una deuda que no podrán pagar nunca debido al
vertiginoso crecimiento de los intereses y que les garantiza que serán
sometidos indefinidamente a las grandes multinacionales. Mientras tanto, los
países acreedores que reclaman el pago acogen en sus territorios a aquellos
dictadores y les abren las puertas de sus bancos para que ingresen el dinero
que robaron a sus pueblos.

¿Verdaderamente…como es que no llamáis
neo-feudalismo para designar el sistema que regula el mundo?

En ausencia del
poder del Estado a expensas de las grandes multinacionales, somos vasallos
sometidos a su merced a cambio de la protección moral que el propio sistema se
encarga de cuidar ocultándonos la realidad…

¿Verdaderamente…sois libres?

nadie es más esclavo que el que se tiene por
libre sin serlo
.

Johan Wolfgang von Goethe.

¿Verdaderamente…los medios de
comunicación os muestran la realidad que os rodea?

Aquello que la
mayoría de la gente considera realidad no es más que una interesada ficción
creada para proteger ciertos intereses. Nos pretenden ocultar el hecho de que
para estar bien informado se requiere un esfuerzo de abstracción y análisis,
ahora totalmente ausente con rápidas sucesiones de imágenes envueltas en
eslóganes sin sentido, tratadas superficialmente y sometidas al principio del
espectáculo, según el cual la información debe entretener por encima de todo.
Para eso está el fútbol en un muy buena parte de su contenido.

¿Verdaderamente…vuestros gobiernos no
llegan hasta donde pueden llegar las ONG?

O es que un
estado democrático no llega hasta donde los ciudadanos quieren que llegue.

 

¿Verdaderamente…aportáis nuestro granito
de arena a través de las ONG?

Aunque no
existen palabras para elogiar suficientemente el valor de las acciones del
voluntariado, sus acciones son claramente inútiles para lograr los objetivos
generales que las organizaciones para las que trabajan dicen perseguir. La
auténtica función de las ONG, muy a pesar de las mismas, no es otra que la
creación de una apariencia según la cual nuestra sociedad está poniendo remedio
a las calamidades que nos azotan aliviando nuestra mala conciencia. Para el
Poder se les considera unas aliadas muy valiosas en su tarea permanente de
ofuscar el juicio de las personas e impedir que se encaren con la realidad y
piensen por sí mismas.

¿Verdaderamente…la televisión os aporta
algo?

Encuentro la televisión muy educativa.
Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro
.

Groucho Marx.

Detrás de los
medios de comunicación existen intereses, poderes y modelos sociales e
ideológicos. Por tanto, cuestionar su objetividad y preguntarse el porqué de
determinadas insistencias en un tema mientras se ignoran otros, es una forma de
empezar a comprender críticamente los mensajes televisivos.

¿Verdaderamente…tus hijos son más
felices viéndose inundados de infinidad de juguetes?

La publicidad
aprovecha momentos en los que afloran nuestros mejores deseos y sentimientos
para reconducirlos hacia el consumo, y ese continuo mensaje cala en nuestra
sociedad sin que echemos la vista atrás para ver que, no hace tanto tiempo,
éramos felices con mucha menos cantidad de productos. ¿Saben tus hijos el
significado de  la palabra amistad, que
se encuentra en la relación social con sus semejantes, o ya tienen suficientes
juguetes que les puedan ofrecer lo mismo?…ah, es verdad, los juguetes también
se ríen.

¿Verdaderamente…sois conscientes del
papel que jugáis en vuestra sociedad consumista?

Demasiadas
ataduras, responsabilidades, obligaciones que nuestra sociedad nos va
imponiendo no siendo conscientes del tipo de vida que la cultura del consumismo
va introduciendo en nuestras mentes, siendo partícipes de un engranaje perfecto
creado desde las clases más elitistas. Es el mismo sistema el que tiene
suficientemente recursos para impedir que te des cuenta llenándote de ilusiones
y fantasías simulando la felicidad que todos buscamos en productos carentes de
sentido y que saben que nunca podrás lograr, haciendo de ti un estado ansioso
constante donde, de forma cíclica, te obliga a consumir más para liberarte de
él. En los medios publicistas nadie desea la felicidad de la gente, porque
ésta, feliz, no consume.

¿Verdaderamente…creéis que vuestro
Sistema es tan bueno como para que nos lo vayáis imponiendo?

Nuestros
intereses mercantiles se van introduciendo en todas las sociedades de manera
que no damos opción a un desarrollo económico diferente al nuestro. Igual nos
creemos que nuestra forma de vida es digna de ser admirada  y un ejemplo para el resto del mundo…

¿Verdaderamente…os creéis que hay
guerras necesarias?

Guerras por la
libertad, guerras por liberación de los pueblos, guerras por motivos
humanitarios, guerras contra el terrorismo, guerras contra el peligro de ser
atacados por armas de destrucción masiva, guerras preventivas, guerras, más
guerras y… más mentiras.

colE�rb��m_m68); font-family: ‘Lucida Console’; line-height: 1.5; “>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s